Boticaviva


WATER PICK  TRAVELER WP300 IRRIGADOR BUCAL

WATER PICK TRAVELER WP300 IRRIGADOR BUCAL

136,10 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)

EAN / Cod. Barras1073950135343
Referencia159195
MarcaDENTAID



Waterpik | Waterpik Traveler irrigador bucal eléctrico WP-300

El Waterpik Traveler irrigador bucal eléctrico WP-300 es uno de los productos dentales más completos para la higiene de la boca. Está indicado para todo tipo de personas que quieran obtener una limpieza en profundidad, ya que se consigue llegar donde otros aparatos de limpieza no pueden. Presenta un tamaño hasta un 50% menor que los packs de estas características convencionales.

Un buen irrigador dental asegura una correcta limpieza para tus dientes. Waterpik Traveler WP-300 es un irrigador dental eléctrico, adecuado para viajar ya que está pensando para que lo lleves a cualquier parte.

Características:

  • Elimina de forma eficaz el biofilm oral (placa bacteriana) y mejora la salud gingival.
  • Está especialmente diseñado para viajar y colocar en espacios reducidos.
  • Depósito de 400ml de capacidad.
  • Permite una irrigación fácil y cómoda ya que todos los accesorios rotan 360º.
  • Incluye un estuche para transportarlo, un adaptador para la corriente, así como selección automática de voltaje.

Este irrigador dental porta un sistema de control de presión con hasta tres posiciones así como una serie de accesorios capaces de girar hasta 360º, estuche para transportarlo, un adaptador para la corriente así como una selección automática de voltaje.

*Recambios compatibles: boquilla estándar, boquilla ortodóntica, boquilla Seeker® para placa inaccesible y limpiador lingual.

¡Logra la limpieza bucal más completa!

Modo de empleo

Utilizar el irrigador Waterpik® después del cepillado, especialmente por la noche.

Seguir las siguientes instrucciones:

  • Seleccionar un nivel bajo de presión (inicio).
  • Dirigir el chorro en un ángulo de 90 grados hacia sus encías.
  • No poner en marcha el irrigador hasta que la boquilla está en la boca.
  • Cerrar levemente los labios para evitar salpicarse, pero permita que el agua fluya con libertad de la boca al lavamanos.
  • Inclinarse hacia el lavabo, y mantener el brazo en ángulo perpendicular al torso.
  • Regular la presión en función de sus necesidades.
  • Interrumpir flujo de agua o apagar el aparato antes de sacar la boquilla.
  • Tirar líquido sobrante y dejar el depósito vacío (final).